sábado, 12 de agosto de 2017

En 1933 existía una rencilla entre los pescadores de Levante (Atunara) y los que faenaban en el Espigón de San Felipe.









En estas fechas existía una rencilla entre los pescadores de Levante (Atunara) y los que faenaban en el Espigón de San Felipe. La Sociedad de Pósitos de Pescadores compuesto por los Patronos y pescadores de la Atunara protestaban que fueran al Espigón de San Felipe los barcos llamados parejas y traíñas y que las especies que desembarcaban en él estaban prohibidas por la Ley. Sin embargo estas especies eran faenadas en las costas marroquíes donde allí si era legal su captura. La Sociedad de expendedores de Pescado “La Igualdad” culpaban a los Señores, José Jiménez, Sebastián Seliva (Alcalde Pedáneo), Joaquín el Galafate, José y Antonio de Oria  de querer acaparar toda la pesca que llega al mercado de La Línea. Estos también se quejaban de que cuando llega el invierno y sus días de Levante, la Alcaldía solo se acordaba de la Barriada de Atunara para su ayuda sin tener en cuenta el resto de la Población, como La Barriada de San Bernardo, La Colonia, San Pedro e incluso en calle céntricas, los cuales también pasaban hambre.




Páginas