Ir al contenido principal

En 1850 no existía cementerio habilitado en el Punto de La Línea

Con frecuencia acontecía que al pasar de camino de San Roque a La Línea, se tropezaban de pronto con un fúnebre, pero triste espectáculo. Los Vecinos del Punto de La Línea, aunque eran más de 200 según el periódico “El Clamor Público”, carecían de un cementerio. Al ocurrir una defunción, se veían precisados a conducir el cadáver a San Roque, que distaba cuatro millas (6.440 metros). Cuando la desgracia acontecía en una familia rica, hacían la travesía con decoro, aun cuando no les fuera grato el plus de los gastos del viaje del finado y acompañamiento; pero cuando sucedía en familia pobre, resultaba ser un escarnio, una vergüenza, todo el tránsito de la conducción hasta la inhumación.

Comenzaban por la dificultad y trabajo de tener que buscar el importe del alquiler de un carro, mendigando ya en el punto de La Línea, o tal vez en San Roque, haciéndose por consiguiente precisa la detención del cadáver, pero no la de la putrefacción. Vencida la gran dificultad del importe del carro, no pudiendo costear el viaje a un cortejo, por pequeño que fuera, entregaban el cadáver humildemente amortajado a la voluntad del carretero.

En el largo tránsito, la gravedad de acto tan fúnebre se convertía a veces en mofa y títeres, no siendo extraño que el conductor entrara a solazarse en los ventorrillos, deteniendo el espectáculo a la puerta. Los muchísimos extranjeros que frecuentan este camino presenciaban tan lamentable escena. Uno de los casos fue cuando en el punto de La Línea, falleció Nicolasa Grandiere, pobre. Sus dos hijos, entre apuros y lágrimas,  recogieron de limosna en
esta el importe del alquiler del carro, y entregaron el cadáver al carretero, quien, con tres chiquillos que le acompañaban, efectuó la travesía al tenor citado entre nacionales y extranjeros, con vergüenza y dolor de aquellos, y con sorpresa y sentimiento de estos.

Ya en aquella fecha se solicitaba que autorizaran la habilitación de un cementerio que ya había en el punto de la Línea, y que el señor cura de San Roque haría un beneficio muy loable a estos sus mas de 800 feligreses, y evitando los escándalos citados, ayudando a dichos vecinos a remover los obstáculos para la habilitación del mencionado panteón.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En 1933 existía una rencilla entre los pescadores de Levante (Atunara) y los que faenaban en el Espigón de San Felipe.

En estas fechas existía una rencilla entre los pescadores de Levante (Atunara) y los que faenaban en el Espigón de San Felipe. La Sociedad de Pósitos de Pescadores compuesto por los Patronos y pescadores de la Atunara protestaban que fueran al Espigón de San Felipe los barcos llamados parejas y traíñas y que las especies que desembarcaban en él estaban prohibidas por la Ley. Sin embargo estas especies eran faenadas en las costas marroquíes donde allí si era legal su captura. La Sociedad de expendedores de Pescado “La Igualdad” culpaban a los Señores, José Jiménez, Sebastián Seliva (Alcalde Pedáneo), Joaquín el Galafate, José y Antonio de Oria  de querer acaparar toda la pesca que llega al mercado de La Línea. Estos también se quejaban de que cuando llega el invierno y sus días de Levante, la Alcaldía solo se acordaba de la Barriada de Atunara para su ayuda sin tener en cuenta el resto de la Población, como La Barriada de San Bernardo, La Colonia, San Pedro e incluso en calle céntri…

En 1949 llegaron a La Línea Fernando Rey y otros actores para rodar exteriores de la película "Las Aventuras de Juan Lucas"

Llegaron a La Línea los artistas cinematográficos Fernando Rey, María Dea, Manolo Morán y demás personal técnico, con el objeto de rodar los exteriores de la película “Aventuras de Juan Lucas” que dirigía don Rafael Gil y original de de don Manuel Halcón.
La verdad es que no he podido ver que escenas de La Línea salen en la película.
Publicado en el periódico Alcázar de Guadalajara del 23/08/1949 




Aventuras de Juan Lucas

ESPAÑA, 1949
IDIOMAS: Español | 92 min. | Blanco / Negro | 1,37:1 Normal

DIRECCIÓN: Rafael Gil
PRODUCCIÓN: Cesáreo González-Suevia Films (España)
INTÉRPRETES: Fernando Rey, Marie Déa, Manolo Morán, Juan Espantaleón, Julia Caba Alba, Rafael Calvo, Joaquín Roa, Manuel Dicenta, Ricardo Acero, Fernando Fernández de Córdoba
GUIÓN: Rafael Gil
ARGUMENTO: de la novela homónima de Manuel Halcón
FOTOGRAFÍA: Ceciclio Paniagua
MÚSICA: Juan Quintero

SINOPSIS:

Andalucía, 1808. A la muerte de su padre, Juan Lucas se hace con un caballo y toma el mando de una partida de contrabandist…

El 21 de agosto de 1884 existía favoritismo en el Lazareto de La Línea

La prensa de la época, al estar impuesto el Lazareto en la Aduana de La Línea, es decir un Cordón Sanitario en este caso de 72 horas y de las calamidades que tenían que pasar los ciudadanos,  se quejaban del favoritismo que existía para algunas personas, al franquearle el paso a señores como al Sr. Francisco Danino, Sr. Larios, al señor Heredia de Málaga o al Sr. Saccone. Para ellos se quebrantaban los reglamentos sanitarios y sarcásticamente escribía: “Judas por se Judas, vendió a su Maestro por treinta monedas, pero la Junta de Sanidad de La Línea que por ser mas generosa que todo eso vendió a su Gobierno por cinco monedas de oro al franquearles el paso”.
El Alcalde de La Línea niega tales hechos y acusa a Gibraltar de desacreditar a la Junta de Sanidad de La Línea para que la supriman.

Publicado en la Unión del 26 Agosto de 1884 en su página 2 y 3. El Día de Madrid del 28 de agosto de 1884 en su página 2