Ir al contenido principal

El 30 de Mayo de 1881 S.M. el Rey Alfonso XII ratifica la suspensión del Ayuntamiento de La Línea

El 30 de Mayo de 1881 S.M. el Rey Alfonso XII ratifica la suspensión del Ayuntamiento de La Línea siendo alcalde D. Lutgardo López Muñoz, cuya Orden fue publicada el 13 de junio de 1881 en la Gazeta y dice así:


Pasado á Informe de la Sección de Gobernación del Consejo de Estado el expediente de suspensión del Ayuntamiento de La Línea de la Concepción, decretada por V.S., con fecha SO del actual ha emitido el siguiente dictamen:

• Excmo. Sr: En cumplimiento de la Real Orden de 13 del mes último, ha examinado la Sección el expediente de suspensión del Ayuntamiento de La Línea de la Concepción, decretada por el Gobernador de Cádiz.

Aparte de otros cargos que, como los relativos a la falta de exactitud en contabilidad, en la redacción de actas de las sesiones y en el arreglo del Archivo, no son imputables a todos los Concejales, sino a los funcionarios a cuyo especial cuidado están encomendados dichos servicios, encuentra la Sección que algunos constituyen negligencia y omisión graves, de que el Ayuntamiento es responsable.

Tal sucede con los que se refiere a no haber exigido a cierto contratista la fianza señalada en el pliego de condiciones del contrato; a no remitir las cuentas municipales de los años 1870-80 al Gobierno civil, a pesar de las varias amonestaciones y requerimientos que se le ha dirigido; á no haberse formado el padrón de habitantes, y a no dividir en distritos el término municipal para que los Tenientes de Alcalde ejercieran las atribuciones que les confieren los artículos 113 y 116 de la ley municipal; pues aun cuando el Ayuntamiento trata de atenuar la responsabilidad en que ha incurrido, diciendo que alguno de dichos servicios no se ha podido llenar por no haberlo permitido otros más apremiantes, ni este aserto aparece bastante justificado, ni podrían fácilmente señalarse deberes  de mayor importancia, toda vez que estas omisiones no han podido menos de causar la consiguiente perturbación en la Administración municipal, y de privar, no ya simplemente a los Tenientes de Alcalde de las atribuciones que les competen, sino también a muchos vecinos de los otros que nacen de la inscripción en el padron de habitantes, aparte de que la desobediencia en la remisión de las cuentas y la no exacción de la fianza a los contratistas que deben prestarle,  constituyen una falta grave de que pueden resultar perjuicios a los intereses del Municipio.

En su virtud, opina la Sección que se debe confirmar la suspensión impuesta.

Y conformándose S. M. el REY (Q.D.G.) con el preinserto dictamen, se ha servido resolver como en el mismo
se propone.


De Real orden lo digo a V. S. para su conocimiento y efectos correspondientes. Dios guarde a V. S. muchos años.

Madrid 30 de Mayo de 1881.


GONZALEZ


Sr. Gobernador de la provincia de Cádiz         




Comentarios

Entradas populares de este blog

En 1933 existía una rencilla entre los pescadores de Levante (Atunara) y los que faenaban en el Espigón de San Felipe.

En estas fechas existía una rencilla entre los pescadores de Levante (Atunara) y los que faenaban en el Espigón de San Felipe. La Sociedad de Pósitos de Pescadores compuesto por los Patronos y pescadores de la Atunara protestaban que fueran al Espigón de San Felipe los barcos llamados parejas y traíñas y que las especies que desembarcaban en él estaban prohibidas por la Ley. Sin embargo estas especies eran faenadas en las costas marroquíes donde allí si era legal su captura. La Sociedad de expendedores de Pescado “La Igualdad” culpaban a los Señores, José Jiménez, Sebastián Seliva (Alcalde Pedáneo), Joaquín el Galafate, José y Antonio de Oria  de querer acaparar toda la pesca que llega al mercado de La Línea. Estos también se quejaban de que cuando llega el invierno y sus días de Levante, la Alcaldía solo se acordaba de la Barriada de Atunara para su ayuda sin tener en cuenta el resto de la Población, como La Barriada de San Bernardo, La Colonia, San Pedro e incluso en calle céntri…

En 1949 llegaron a La Línea Fernando Rey y otros actores para rodar exteriores de la película "Las Aventuras de Juan Lucas"

Llegaron a La Línea los artistas cinematográficos Fernando Rey, María Dea, Manolo Morán y demás personal técnico, con el objeto de rodar los exteriores de la película “Aventuras de Juan Lucas” que dirigía don Rafael Gil y original de de don Manuel Halcón.
La verdad es que no he podido ver que escenas de La Línea salen en la película.
Publicado en el periódico Alcázar de Guadalajara del 23/08/1949 




Aventuras de Juan Lucas

ESPAÑA, 1949
IDIOMAS: Español | 92 min. | Blanco / Negro | 1,37:1 Normal

DIRECCIÓN: Rafael Gil
PRODUCCIÓN: Cesáreo González-Suevia Films (España)
INTÉRPRETES: Fernando Rey, Marie Déa, Manolo Morán, Juan Espantaleón, Julia Caba Alba, Rafael Calvo, Joaquín Roa, Manuel Dicenta, Ricardo Acero, Fernando Fernández de Córdoba
GUIÓN: Rafael Gil
ARGUMENTO: de la novela homónima de Manuel Halcón
FOTOGRAFÍA: Ceciclio Paniagua
MÚSICA: Juan Quintero

SINOPSIS:

Andalucía, 1808. A la muerte de su padre, Juan Lucas se hace con un caballo y toma el mando de una partida de contrabandist…

El 21 de agosto de 1884 existía favoritismo en el Lazareto de La Línea

La prensa de la época, al estar impuesto el Lazareto en la Aduana de La Línea, es decir un Cordón Sanitario en este caso de 72 horas y de las calamidades que tenían que pasar los ciudadanos,  se quejaban del favoritismo que existía para algunas personas, al franquearle el paso a señores como al Sr. Francisco Danino, Sr. Larios, al señor Heredia de Málaga o al Sr. Saccone. Para ellos se quebrantaban los reglamentos sanitarios y sarcásticamente escribía: “Judas por se Judas, vendió a su Maestro por treinta monedas, pero la Junta de Sanidad de La Línea que por ser mas generosa que todo eso vendió a su Gobierno por cinco monedas de oro al franquearles el paso”.
El Alcalde de La Línea niega tales hechos y acusa a Gibraltar de desacreditar a la Junta de Sanidad de La Línea para que la supriman.

Publicado en la Unión del 26 Agosto de 1884 en su página 2 y 3. El Día de Madrid del 28 de agosto de 1884 en su página 2